Un comodorense detrás de la máquina que enfría las bebidas en segundos

Cinco amigos desarrollaron una idea genial

(Por @FacundoParedes_ ) En un mundo donde el humano es impaciente y quiere todo al instante, un grupo de argentinos inventó una máquina que enfría las bebidas en 30 segundos. Desde Johannesburgo, Sudáfrica, (ya que están realizando una investigación del mercado porque hay una empresa que está interesada en comprar la innovación) los emprendedores atendieron esta mañana a La Posta Comodorense Radio y dieron detalles sobre su innovación que es noticia nacional.

 

Uno de ellos estudió en el Colegio Deán Funes de Comodoro Rivadavia. Se trata de Luciano Cismondi, ingeniero electrónico de Chill it, empresa tecnológica que creó la máquina enfriadora. “Aterricé en Comodoro cuando tenía unos 10 años por motivos laborales de mi familia. Pasé gran parte de mi infancia recorriendo las calles de allá y jugando al básquet en Gimnasia y Esgrima. Allí fue donde empecé mi carrera técnica en el CDF, un lugar increíble y único. Es el día de hoy que no he visto un taller similar al del Deán Funes. A los 15 años, por los mismos motivos, me mudé a Buenos Aires, donde terminé el colegio y empecé la facultad. Ahí conocí a Pablo, hoy uno de los socios de Chill it», expresó a LPR.

 

Luego, el ingeniero que estudió en el Deán Funes agregó: “Nos pusimos a estudiar cómo era el proceso que sucede dentro de un envase cuando se empieza a enfriar, lo traducimos en ecuaciones matemáticas y después buscamos maximizar la eficiencia de este proceso. Buscamos dos características principales: reducir el tiempo, que suceda lo más rápido posible, obviamente sin alterar el producto, y, por el otro lado, reducir el consumo de energía”.

 

La máquina enfría en 30 segundos, por ejemplo, una lata de cerveza que está en temperatura ambiente de 25°C a 3°C. Es una especie de «microondas» que enfría al instante. Aparte de Luciano Cismondi, este proyecto fue creado por Marcos Condomí Alcorta, Nicolás Kolliker Frers y Santiago Schmidt, quienes estudiaban Administración de Empresas en la Universidad del CEMA.

 

“La idea nació de un grupo de tres administradores de empresas. Nos dijeron que teníamos que hacer un trabajo práctico donde cada uno tenía que inventar una innovación. Salieron bastantes cosas copadas. No había que materializarla, simplemente había que crear un modelo de negocios. Entonces, a nosotros se nos ocurrió enfriar una bebida en pocos segundos, era sólo un modelo de negocios, pero nos dimos cuenta que era súper rentable. Cuando fuimos a presentárselo a los profesores, quedaron fascinados con la idea”, explicó Santiago Schmidt a La Posta Comodorense Radio.

 

Escuchá la nota completa en LPR:

 

Comments are closed.

Escribinos 💬
Escribinos
Hola! Envianos tu mensaje, en LaPostaComodorense queremos leerte
Powered by