Se abrió la investigación contra el camionero que evadió controles

Sobre la ruta 26 y la provincial 270

Por pedido de la fiscalía,  el juez Alejandro Rosales formalizó la investigación preparatoria de juicio contra Gabriel Emilio Suárez (40),  como presunto autor de los delitos de resistencia a la autoridad y daño. El imputado conducía un camión de transporte de mercaderías, cuando en un control policial-en el marco del Operativo COVID 19- se habría  negado a mostrar las autorizaciones nacionales y municipales correspondientes. Asimismo, el chofer, denunció que fue denigrado y amenazado por el personal policial.

 

La audiencia judicial se realizó mediante el sistema de videoconferencia. La funcionaria Marisol Sandoval, el juez Alejandro Rosales y el abogado de la defensa pública Gustavo Oyarzun, realizaron las intervenciones desde sus oficinas de trabajo,  mediante conexión remota. La operatoria del sistema, estuvo a cargo de los funcionarios de la Oficina Judicial. En tanto, el detenido participo del acto judicial desde su lugar de detención, utilizando un teléfono celular de las autoridades policiales

En el inicio de la audiencia, la funcionaria relató los hechos que figuran en la pieza de apertura. En este sentido, indicó que los hechos ocurrieron el  22 de junio de 2020, a las 23:55.

En esa ocasión, el personal policial de la División de Asuntos Rurales,  estaba realizando control policial en Ruta Nacional N° 26,  intersección con Ruta Provincial N° 270, en el marco del Operativo COVID 19.

En este marco, los policías,  detuvieron el camión que era conducido por el imputado. Según la información de los investigadores,  el rodado provenía desde la provincia de Mendoza con destino final a la Guarnición Militar de Sarmiento.

Allí, dos funcionaros policiales,   le solicitaron al chofer la documentación y autorizaciones nacionales correspondientes para poder circular. También requirieron la autorización municipal, y le informaron,  que el camión debía ser desinfectado, para luego poder ingresar a la Guarnición Militar.

En este contexto, el imputado, no habría acatado la orden impartida por el personal policial. Por el contrario,  cerró  la ventanilla del rodado y de manera repentina emprendió la huida por Ruta Nacional N° 26, afirmó la investigadora.

A ello,  agregó que los empleados policiales,  tuvieron que tirarse al costado del camino, a los fines de evitar ser lesionados.  También denunciaron  que en esa maniobra, el camionero provocó daño a uno de los conos refractarios ubicados en el lugar.

 

Finalmente, el personal policial del puesto de control denominado como “Puesto Roca”- ubicado en Ruta Nacional N° 26 en cercanías de la Guarnición Militar- fue alertado de que el rodado conducido por Suárez,  no acató las órdenes impartidas. En consecuencia, lograron detener la marcha del camión y procedieron a la detención del sospechoso.

 

Con respecto a la calificación legal provisoria escogida, la funcionaria manifestó que investigaran al imputado,  como presunto autor del delito de resistencia a la autoridad.

 

Asimismo,  requirió que se declare legal la detención y un plazo de seis meses para la investigación del caso. En tanto, no peticionó medidas de restricción y coerción para el trabajador. Por último, pidió que al concluir la audiencia, se traslade al imputado a las oficinas del área de criminalística,  a los fines de que se le aplique  el protocolo único de identificación de personas.

 

«Los que me detuvieron me amenazaron, no me dejaron llamar a la empresa, ni a mi familia y me dijeron «negro cabeza, negro de mierda…»

 

El detenido utilizó su derecho a declarar en esta instancia del proceso. El camionero,  sostuvo que cuando se detuvo en el puesto de control ubicado sobre la ruta nacional n°26-al ingreso de la localidad de Sarmiento- , le realizaron los controles correspondientes y entrego la documentación requerida.

 

Asimismo, indicó que cuando le informaron que debía permanecer, desde las 23:00 hasta las 07:00,  resolvió conducir hasta el ingreso de la Guarnición Militar, porque ese era su destino final.

 

En otro tramo de su declaración, informó que se desempeña en una empresa de transportes,  que trabaja en la logística de los destacamentos militares de todo el país. En este sentido, manifestó que cuando fue detenido por la policía, no se presentó personal de control sanitario para tomarle la temperatura o controlar su presión arterial.

 

En este marco, denunció que tampoco le permitieron encender el sistema de refrigeración del camión, ni comunicarse con la empresa o su familia,  para informar la situación.

 

A ello,  agrego que «en Sarmiento tienen un protocolo en el que no permiten ingresar a nadie. A mí, me llevaron al albergue municipal, me tiraron un colchón en el piso, me decían «negro cabeza, negro de mierda.. y el camión también fue ingresado y lo estacionaron al lado del albergue »

 

A su turno,  el defensor público Oyarzun, manifestó que se evidenciaba una inconsistencia en todo el procedimiento, en función de que su asistido fue ingresado a la localidad y se lo mantuvo alojado en el albergue municipal,  sin ningún tipo de control médico.

 

En tanto, no se opuso a la pieza de apertura presentada por la fiscalía, pero advirtió que el Ministerio Público de la Defensa,  no convalida este tipo de detenciones, en las que el personal policial, denigra y maltrata al detenido.

 

Asimismo, desde la oficina judicial,  informaron que por razones de protocolo sanitario no se aplicaría el procedimiento de identificación de personas.

 

Así las cosas, el magistrado resolvió formalizar la investigación preparatoria de juicio contra  Gabriel Suárez, en orden a los hechos descriptos por la fiscalía. También hizo lugar a la calificación legal provisoria escogida, declaro legal la detención,  y otorgó el plazo de investigación requerido.

Comments are closed.

Escribinos 💬
Escribinos
Hola! Envianos tu mensaje, en LaPostaComodorense queremos leerte
Powered by