Maltrato animal: El Fiscal pidió una pena en suspenso para la imputada

Culminaron alegatos en el caso

 

El fiscal Moyano pidió una pena de prisión en suspenso para la imputada, además de la inhabilitación para criar y vender animales. La defensa particular solicitó la absolución.

El juez penal Marcelo Nieto Di Biase dará a conocer en un plazo de cinco días su veredicto respecto a una causa por maltrato animal, después de escuchar este miércoles los alegatos, tanto de la fiscalía como de la defensa particular de la única imputada.

Se trata de la investigación contra Lorena Carrizo a partir de la denuncia efectuada por presuntos hechos de maltrato animal contra una serie de perros de raza que criaba en su casa del barrio San Benito de Trelew.

Dicha denuncia se concretó el 7 de diciembre del 2018 a raíz de un video difundido en las redes sociales en el cual se veía a los canes en una situación definida como de padecimiento por parte de la fiscalía, y en el cual, aseguran que se observaban dos perros muertos.

El fiscal Fabián Moyano sostuvo que durante el juicio “se ha reunido suficiente evidencia y prueba” para corroborar no solo que los hechos por los cuales fue acusada Carrizo ocurrieron, sino que también es la autora de los mismos. “Se trata de un claro abandono que ha realizado la imputada” y señaló que la misma se desatendió de los perros que estaban en los caniles, sin ningún tipo de resguardo, sometiéndolos al sufrimiento “e incluso con la muerte de dos de ellos”.

Moyano sostuvo que su acusación, en los testimonios, tanto del vecino que filmó a los perros en la mencionada fecha, como así también de otras personas, en especial de la médica veterinaria Verena Dietz, quien dio cuenta de la intervención de zoonosis en el lugar en anteriores oportunidades, y también del testigo de apellido Ferro, quien explicó las constantes desatenciones de la imputada, tanto con esos perros como con los que tenía en una chacra donde él se desempeñó.

La fiscalía pidió que la acusada sea declarada culpable por el maltrato a los animales a una pena de 9 meses de prisión en suspenso y las costas del juicio, además de una inhabilitación especial para la crianza y venta de animales por el plazo de seis años, como así también, el decomiso de los perros que fueron secuestrados por la fiscalía en la intervención que hicieron en el domicilio, pese a haberse declarado nulo tal procedimiento por parte del magistrado.

El Dr. Alfredo Pérez Galimberti, abogado particular de la imputada, inició su alegato aludiendo al cambio cultural que ha se producido en el último medio siglo respecto al tratamiento de los animales y el impacto que el mismo ha tenido en la legislación penal. El abogado sostuvo que, pese a eso, no existen reproches sobre la manera en la que hoy se crían los animales destinados al consumo humano de carne o la manipulación genética de muchas razas, incluidas las de perro cuya crianza y comercialización es popular.

Sobre el caso particular, aseguró que “Carrizo ha sido demonizada”, mientras que el propio veterinario que revisó los perros retirados de la casa de la imputada, informó que estaban “en buen estado de salud”, más allá de algún problema a todos los canes, como pueden ser las garrapatas o la seborrea canina.

Por otra parte, indicó que no hay comprobación respecto a la presencia de dos perros muertos en los caniles de la casa de Carrizo, ni mucho menos “se probó la afectación de salud de los animales”.

El defensor finalmente dijo que, si bien pudo haber un descuido, “una conducta atípica”, no puede hablarse de maltrato animal, y pidió al juez la absolución de su defendida y la devolución de los cinco perros secuestrados.

Comments are closed.