Lula ordena intervención federal en Brasilia tras disturbios de simpatizantes de Bolsonaro

«Las personas que asaltaron los tres poderes de gobierno en Brasilia son fascistas fanáticos», acusó el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, en un mensaje a la nación.
Además, ante los hechos violentos en el Palacio de Planalto, el Congreso Nacional y el Supremo Tribunal Federal, el mandatario decretó la intervención de las fuerzas federales en el Distrito Federal, demarcación que contiene los edificios gubernamentales asaltados por una turba de simpatizantes del expresidente Jair Bolsonaro.
De acuerdo con la presidencia brasileña, el artículo 34 de la constitución faculta al gobierno federal recurrir a la intervención de competencias en entidades subordinadas, como el Distrito Federal, por motivos de seguridad.

Esta figura permite al ejecutivo federal inhibir amenazas al orden público, mantener la integridad nacional, reprimir invasiones de una entidad a otra o de una fuerza extranjera, garantizar el ejercicio de poderes en el país y asegurar la observancia de principios constitucionales vulnerados.
El presidente Lula calificó de vándalos a quienes invadieron las sedes de los tres poderes en su país .

Los responsables del asalto al Distrito Federal, que gobierna Ibaneis Rocha, serán encontrados y castigados, aseveró Lula da Silva.
«La democracia garantiza el derecho de la libre expresión, pero también exige que las personas respeten las instituciones. No hay precedente en la historia del país de lo que hicieron hoy, por eso deben ser castigados», estimó el mandatario.
«Y vamos a descubrir quiénes son los financiadores de lo que se hizo en Brasilia hoy y todos ellos pagarán con la fuerza de la ley», añadió.

De acuerdo con algunas fuentes, la intervención de la Policía Militar de Brasil en los hechos arrojó un saldo de alrededor de 150 personas detenidas por los disturbios.
Condena brasileña ante los hechos
En tanto, el presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, dijo que el poder legislativo nunca dará espacio a la destrucción y el vandalismo, si bien nunca negó la voz a quienes se manifiestan de manera pacífica.
También llamó a identificar a los responsables del asalto, que fue comparado por el politólogo español Juan Carlos Monedero con el asalto al Capitolio de Estados Unidos que en enero de 2021 condujeron simpatizantes del entonces presidente Donald Trump.

«La democracia presupone la alternancia de poder, divergencias de puntos de vista, pero no admite las escenas deprimentes con que Brasil es sorprendido en este momento. Actuaremos con rigor para preservar la libertad, la democracia y el respeto a la constitución», apuntó el líder parlamentario.
El diputado de izquierda Guilherme Boulos calificó de golpista el asalto de simpatizantes de Bolsonaro a los poderes federales brasileños, además de sugerir una conspiración entre funcionarios del gobierno del Distrito Federal y Bolsonaro.
«El secretario de seguridad pública del Ditrito Federal está en Estados Unidos y en esta semana estuvo con Bolsonaro. ¿Usted cree en coincidencias?», apuntó el parlamentario en su cuenta de Twitter (SPUTNIK).

Comments are closed.