La efectividad de las vacunas Pfizer y AstraZeneca cae seis meses después de la segunda dosis

Un estudio británico indica que la protección que ofrecen las dos dosis de las vacunas contra el coronavirus de Pfizer/BioNTech y Oxford/Astrazeneca disminuye significativamente después de seis meses, lo que destaca la necesidad de dosis de refuerzo.

La efectividad del suero de Pfizer para prevenir la enfermedad en el cayó del 88% en el mes posterior a la segunda dosis al 74% entre cinco y seis meses después, mientras la eficacia de Astrazeneca disminuyó de un 77% a un 67% entre cuatro y cinco meses después de la segunda aplicación, según los datos recopilados por un estudio de Zoe Covid.

El estudio se basó en datos de más de un millón de usuarios de la aplicación Zoe, puesta en marcha por un grupo privado que investiga el virus, que comparó las infecciones autoinformadas en participantes vacunados con casos en un grupo de control no vacunado.

La campaña de vacunación británica, que ha administrado una segunda dosis al 77% de los mayores de 16 años, dio prioridad a los adultos mayores y a las personas de riesgo, así como al personal de salud.

En el peor de los casos futuros, la protección podría caer por debajo del 50% para las personas mayores y los trabajadores de la salud en el invierno boreal, dijo Tim Spector, cofundador de Zoe e investigador principal del estudio.

“Está enfocando esta necesidad de acción. No podemos quedarnos sentados y ver cómo la protección disminuye lentamente mientras los casos aún son altos y la probabilidad de infección también es alta”, dijo Spector en una entrevista con la BBC.

El investigador consideró “urgente prever dosis de refuerzo”, así como estudiar si conviene inmunizar a los menores en función de las vacunas disponibles.

Varios países estudian la posibilidad de administrar terceras dosis, entre ellos Gran Bretaña, que quiere aplicarla a las personas de riesgo a partir de septiembre, pese a las reticencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que aconsejó que los países se enfoquen en aplicar más primeras dosis a su población no vacunada, antes que dosis de refuerzo.

El gobierno de Estados Unidos también se está preparando para proporcionar una tercera dosis de refuerzo a partir de mediados de septiembre a los estadounidenses que tuvieron su curso inicial hace más de ocho meses.

“Este es un recordatorio de que no podemos confiar únicamente en las vacunas para prevenir la propagación del Covid”, dijo Simon Clarke, profesor asociado de microbiología celular en la Universidad de Reading, que no participó en el estudio.

Johnson & Johnson

En tanto, la compañía Johnson & Johnson informó que las dosis de refuerzo de su vacuna de única dosis contra el coronavirus generaron un gran aumento en los anticuerpos contra la infección.

“Johnson & Johnson anuncia hoy datos que respaldan el uso de su vacuna Covid-19 como vacuna de refuerzo para personas previamente vacunadas con la vacuna Johnson & Johnson de inyección única”, dijo el comunicado.

Dos estudios de fase 2 realizados en Estados Unidos y en Europa arrojaron que las personas que recibieron un refuerzo entre seis a ocho meses después de sus inyecciones iniciales de Johnson & Johnson vieron que los anticuerpos aumentaron nueve veces más que 28 días después de la primera inyección.

“Los nuevos datos provisionales de estos estudios demuestran que una dosis de refuerzo de la vacuna Covid-19 de Johnson & Johnson generó un aumento rápido y robusto en los anticuerpos que se unen a los picos, nueve veces más alto que 28 días después de la vacunación primaria de dosis única”, dijo la empresa en su comunicado.

La compañía aseguró que los investigadores encontraron aumentos significativos en las respuestas inmunológicas en los participantes entre 18 y 55 años y en los de 65 años o más que recibieron una dosis de refuerzo más baja.

“Esperamos discutir con los funcionarios de salud pública una estrategia potencial para nuestra vacuna Johnson & Johnson Covid-19 para ocho meses o más después de la vacunación de dosis única primaria”, dijo el especialista Mathai Mammen, director global de investigación y desarrollo de Janssen Pharmaceutical Cos. de Johnson & Johnson.

Otro estudio de salud pública británico encontró la semana pasada que la protección de las dosis de Pfizer y de Astrazeneca contra la variante delta de coronavirus, que es la predominante en el mundo, se debilita tras tres meses al 75% y 61% respectivamente.

Fuente: Agencias AFP y Reuters / La Nación

Comments are closed.

Escribinos 💬
Escribinos
Hola! Envianos tu mensaje, en LaPostaComodorense queremos leerte
Powered by