El Centro de Comodoro, una postal del temor del coronavirus

Los efectos del virus en la Capital Nacional del Petróleo

Calles con pocos autos, largas filas, carteles de “cerrado” y escaso movimiento comercial son un reflejo de lo que se vive en las calles céntricas de Comodoro.

La vida del centro de Comodoro está paralizada. No es la recesión económica que dejó la gestión de Mauricio Macri lo que hace estragos en la actividad económica de las calles más recorridas de la capital petrolera, sino las disposiciones que el  Gobierno nacional debió adoptar para detener el avance del coronavirus.

Pese a que no hay ningún caso confirmado hasta ahora en Chubut, el miedo que genera la enfermedad ha causado que muchos decidan quedarse en su casa para resguardar su salud.
A todo esto hay que sumarle que las entidades decidieron acoplarse a lo que estableció el presidente Alberto Fernández para evitar que se acumule un gran número de personas en diferentes partes del país. Así, bancos, el correo y supermercados atienden una determinada cantidad de personas lo que genera largas filas en sus puertas. Este contexto también incentiva las entidades inciten que los vecinos realicen sus trámites vía online y que los supermercados ofrezcan envío gratis si realizan su compras en sus páginas web.
Sin embargo, todas las medidas que se llevan a cabo no logran parar la psicosis y que demanda que las personas se vuelquen a los supermercados y arrasen con todo lo que se encuentra en las góndolas.

SIN ACTIVIDAD FISICA

Los gimnasios eran los últimos espacios sociales que se mantenían en pie pese a las diferentes restricciones en el país. La última semana se los podía con poca asistencia y prácticamente cerrados pese a tomar ciertos recaudos como ofrecer alcohol en gel en la entrada o restringir la cantidad de clases para que no reunir mucha gente. Pero en las últimas horas decidieron cerrar sus puertas teniendo en cuenta que todos adhirieron al protocolo nacional. El Gym/ Pucará, + More, Stadium, Le Corp, Evolution Fitness, LP Full Body, Magnus Fight & Fitness, High training, Manada Gym y Mega Fitness son los establecimientos que permanecerán cerrados.
Los grupos de correr también cambiaron su disposición de entrenamiento. La gran mayoría de ellos se reunían dos o tres veces por semana para intensificar la rutina pero la situación por el coronavirus llevo a los profesores a enviar tarea y establecer que no corran más de 5 personas juntas para evitar cualquier tipo de riesgo.
Los gimnasios municipales también están cerrados por disposición del municipio como también las canchas de futbol, básquet, vóley y pádel.

COMERCIOS VACIOS

La época donde era imposible encontrar estacionamiento en las calles céntricas ha quedado atrás. Estacionar en el Centro ya no es una pesadilla y está lejos de ser una misión imposible. Es que la restricción de atención y la débil economía del país se convirtieron en un coctel explosivo para los locales. Algunos comenzaron a colgar el cartel de cerrado y otros mantienen a una persona en la puerta para que no puedan ingresar muchos compradores a la vez.
Desde la calle se puede ver a los comerciantes aburridos o buscando noticias en sus teléfonos celulares. Los pocos posibles compradores ya no consultan por ropa, tecnología, electrodomésticos o comida. Ahora los lugares más recurridos con las farmacias. Y en esa locura por encontrar alcohol en gel, la comunidad se somete a una psicosis donde todo resulta peligroso hasta algo tan inusual como tocar un picaporte.

Escribinos 💬
Escribinos
Hola! Envianos tu mensaje, en LaPostaComodorense queremos leerte
Powered by