Bolivia podría llamar a Macri a declarar por rol en golpe de 2019

El canciller de Bolivia, Rogelio Mayta (foto), dijo este viernes a Sputnik que la Justicia podría llamar a declarar al expresidente argentino Mauricio Macri (2015-2019) por su rol durante la crisis institucional ocurrida en 2019.

«Obviamente, el expresidente Macri podría estar involucrado. Probablemente sea llamado a testificar. Si encuentran elementos que evidencien responsabilidad, se podrían levantar cargos en su contra aquí en Bolivia», dijo el canciller.

Bolivia denunció el jueves que el Gobierno de Macri habría apoyado con municiones al golpe de Estado contra Evo Morales (2006-2019).

La cooperación militar argentina a Bolivia durante los sucesos de 2019 salió a luz al divulgarse una carta del entonces comandante de la Fuerza Aérea Bolivana, general Jorge Terceros, al embajador argentino Normando Álvarez, agradeciendo por los materiales enviados desde Buenos Aires.

Terceros está detenido desde el pasado fin de semana como uno de los acusados del golpe, a la par de la expresidenta Jeanine Áñez.

Por su parte, Mayta indicó que la Justicia boliviana tiene un proceso abierto por la ruptura del orden constitucional en 2019, motivo por el cual están detenidos la expresidenta, algunos militares y exministros.

Además, el expresidente de Ecuador Lenín Moreno (2017-2021) y Macri también serían denunciados en sus respectivos países.

«En este momento se tiene la punta de la madeja. Hay que desenrollarla, lo cual probablemente nos dé todavía grandes sorpresas», dijo Mayta a esta agencia.

Consideró que existió una «estrategia por detrás» y que el objetivo era generar violencia en las calles para romper el orden constitucional.

«PLAN CÓNDOR»

Para el Gobierno boliviano, Macri y Moreno no actuaron por sí mismos sino que una instancia o figura con más poder les habría ordenado apoyar al movimiento golpista de 2019.

«Está claro que los Gobiernos regionales tenían cierta afinidad política contraria a los movimientos populares. Pero ahí hay un gran interrogante, porque hay un personaje, una instancia que está difuminada. Porque tiene que ser un poder muy grande el que haya articulado a Ecuador y a Argentina para apoyar al golpe en Bolivia», sostuvo Mayta.

El canciller comparó la actuación de los países de la región durante el golpe de Estado en Bolivia en 2019 con el Plan Cóndor, la iniciativa coordinada por el Gobierno de Estados Unidos durante la década de 1970 para que las dictaduras latinoamericanas coordinaran la exterminación de los movimientos populares.

Continuando con esta analogía, el canciller explicó que aún hay muchos vacíos en torno al derrocamiento de Morales.

Para el canciller, en esta ocasión, los actores nacionales e internacionales ya identificados, más los que aún faltan identificar, «ejecutaron una receta: represión, incluso con uso de armamento letal, para atemorizar al pueblo con escenarios de masacres».

«Además, hay torturas, se detiene a la población, se la golpea, se la incomunica, se toman casos para escarmentar. Si había alguien que denunciaba esas violaciones de derechos humanos era encarcelado y también sometido a tortura e incomunicación», comentó Mayta.

El canciller recordó que entre 2019 y 2020 en Bolivia hubo «persecución política a través de autoridades judiciales.

Afirmó además que las municiones de Ecuador y Argentina llegaron el 13 de noviembre y que dos días después se desarrolló la masacre en Sacaba (Cochabamba, centro), y el 19 la de Senkata (La Paz). (Sputnik)

Comments are closed.

Escribinos 💬
Escribinos
Hola! Envianos tu mensaje, en LaPostaComodorense queremos leerte
Powered by