Arresto domiciliario con tobillera electrónica para comisario acusado de abuso sexual

Aseguran que no hay peligro ni de fuga ni de entorpecimiento

Los jueces penales César Zaratiegui y María Tolomei hicieron lugar al planteo de la defensa particular de un comisario acusado por un hecho de abuso sexual y otorgaron el beneficio del arresto domiciliario, aunque el mismo quedará supeditado a la colocación de una tobillera electrónica.

 

Así lo resolvieron este viernes en Trelew los magistrados, tras escuchar a las partes en una audiencia de revisión de la prisión preventiva, en la cual el Dr. Martín Castro y su colega Rodrigo Miquelarena, cuestionaron la medida dispuesta en primera instancia por el juez Fabio Monti.

La audiencia se realizó de manera remota a través de video conferencia, con la asistencia del detenido, las partes y también la víctima, todos de manera remota.

Los abogados particulares del policía consideraron que no estaban acreditados los peligros procesales de fuga y entorpecimiento, al afirmar que el imputado se había sometido voluntariamente a la justicia, además de afirmar que se realizó una valoración errónea de la conducta de la persona por cuanto aseguran que tiene un legajo en el cual no figuran sanciones e inconductas.

Uno de los principales argumentos expresados por los defensores del policía acusado de abuso por una mujer que también integra la misma fuerza, es que la situación de arresto del mismo afecta a su padre, no solo por la condición de sostén de hogar del detenido sino porque su progenitor está afectado en su salud y requiere de su asistencia.

Por su parte, la fiscal Viviana Díaz, rechazó la medida y explicó los alcances del caso, en un hecho al cual calificó de grave, no solo por las consecuencias físicas y psicológicas del abuso, sino también por ser el acusado un hombre con un cargo importante en la fuerza.

También rechazó los planteos de la defensa cuando afirmó que el imputado cumplió tareas en localidades alejadas de Trelew, y que tal situación sería contradictoria a la necesidad de atención que tendría su padre.

Los jueces analizaron los planteos de la fiscalía y la defensa, además de ponderar la decisión del Dr. Monti en primera instancia y finalmente resolvieron hacer lugar al pedido de arresto domiciliario planteado por los abogados particulares del acusado, aunque supeditaron esto a la disponibilidad de una tobillera eléctrica para monitorear los movimientos del hombre.

Al termino de la audiencia no se habría acreditado aun tal disponibilidad.

Foto: Diario Jornada

Escribinos 💬
Escribinos
Hola! Envianos tu mensaje, en LaPostaComodorense queremos leerte
Powered by