Argentina y Francia buscan su tercera copa

Argentina y Francia se medirán mañana, en el estadio de Lusail en la final de la Copa Mundial de fútbol de Qatar, un partido marcado por la presencia en la cancha de dos cracks como Lionel Messi y Kylian Mbappé.

Será un duelo entre la escuadra que intenta plantar una hegemonía mundial, Francia –dos títulos y tres finales en los últimos 24 años– y una Argentina que intentará sacar la cara por ella y por Sudamérica, ante el dominio europeo de los últimos años. Hace 20 años y cuatro mundiales que los de este lado del globo no se llevan la copa.

Por tanto hay mucho morbo por ver si la campeona vigente, Francia, logra imponerse y repetir título, algo que no se ve desde que lo consiguió Brasil (1958 y 1962), hace 60 años. O si Messi y sus compañeros logra el sueño de todo un país y regresan a Buenos Aires con la tan ansiada tercera copa.

ARGENTINA VS FRANCIA

Para nadie es un secreto que es una final soñada, pues se miden dos de los favoritos precompetencia. Muchos apostaron por estos dos conjuntos, junto a Brasil, como los posibles finalistas y ahí estarán, en ese gran duelo del domingo.

Pero no olvidemos que Messi y Mbappé juegan juntos en el Paris Saint-Germain, cuyo propietario es Qatar Sports Investments, uno de los organizadores del Mundial, por tanto, hay motivo para albergar dudas.

Se ha especulado bastante sobre lo que ha pasado, sobre todo del camino de Argentina y un posible favoritismo, pero lo cierto es que ganaron los partidos que tenían que ganar y a los rivales que se les cruzaron. Lo mejor es que repusieron de una desastrosa derrota en la jornada inicial ante Arabia Saudita, para desde entonces poner la vista en la final.

Argentina cuenta con el aporte de un gran Messi, que se convertirá ese día en el jugador con más partidos disputados en los Mundiales, con 26, y ha sido decisivo en todos los encuentros de eliminación directa –octavos, cuartos y semifinales.

El capitán de Argentina ha marcado cinco goles, líder junto a Mbappé, ha repartido tres asistencias y hace mejores a sus compañeros en cada partido. Aunque se ha sentido respaldado por un muy joven Julián Álvarez, que lleva cuatro tantos y es una de las revelaciones del torneo.

El plantel, conocido como ‘la Scaloneta’, cuenta también con un muy batallador Enzo Fernández, un destacado portero como Emiliano ‘Dibu’ Martínez o jugadores que parecían no tener nivel como Rodrigo de Paul y se han gastado un gran mundial. Una maquinaria que funciona bien y que irá al Lusail con la mente puesta en Diego Armando Maradona y en los más de 40 millones de argentinos que apoyan a su selección.

Mientras que la escuadra europea era la candidata más sólida antes del torneo, la defensora de la corona, con una gran plantilla, con el posible mejor jugador de la actualidad, Mbappé, y con una dinámica colectiva que te hace pensar que no les pueden ganar a no ser que se dejen ellos mismos.

Mbappé el líder goleador (5) y dueño de la banda derecha. Su gran escolta es Antoine Griezmann que suma tres asistencias. Y en la delantera está el siempre peligroso Olivier Giroud, que aunque falló ante Marruecos, lleva cuatro tantos en este mundial.

Uno de los grandes problemas para Messi pudiera ser Aurlélien Tcouaméni, el amo y señor del centro del campo de Francia y un gran defensor, que además ya demostró que cuenta con un potente disparo capaz de complicar las cosas para los rivales.

Igualmente puede ser condicionante Ousmane Dembélé, aunque carece de acierto en sus disparos a portería, no así el lateral Theo Hernández.

Mientras que el portero francés Hugo Lloris ya ha demostrado que es uno de los buenos y sus intervenciones en varios partidos han sido cruciales para los suyos.

LA HISTORIA

Todo un duelo histórico como lo fue ese Francia-Brasil de 1998 o las dos finales seguidas entre Argentina y Alemania 1986 y 1990. Pero nada es igual, como no será igual este duelo al protagonizado por estos rivales en los octavos de final de Rusia 2018 que Francia ganó 4-3, el enfrentamiento más reciente entre ambos en mundiales. Los otros dos fueron victorias de Argentina pero en 1930 y 1978.

El entrenador de Francia, Didier Deschamps, podría convertirse en el segundo técnico en ganar dos Mundiales y de forma consecutiva, el otro fue Vittorio Pozzo, lo logró con Italia en 1934 y 1938. Pero además, Deschamps sumaría su tercera copa, pues habría que sumar la que ganó como jugador en 1998 con Les Bleus. De esta forma igualaría a Pelé como los únicos en levantar el trofeo tres veces. El brasileño lo hizo como jugador, en 1958, 1962 y 1970. Lo curioso es que si Francia gana y con la generación que tiene ahora mismo, Mbappé, también se pondría en la conversación de igualar a ‘Orey’. Veremos que sucede el domingo.

Francia llega a su cuarta final, tras lograr dos títulos (Francia 1998 y Rusia 2018) y caer ante Italia en Alemania 2006. Mientras que será la sexta final para Argentina, que fue campeona en dos oportunidades (Argentina 1978 y México 1986) y quedó en segundo lugar en tres (Uruguay 1930, Italia 1990 y Brasil 2014).

A pesar de lo que se pueda pensar, no se espera un partido movido, pues en general las finales son aburridas ya que los equipos tratan de ser conservadores y no arriesgar nada. Muchas veces se trata de aplicar la frase: «las finales se ganan, no se juegan». Por tanto hay que ver si se impone el ritmo y categoría de los franceses o si son más el coraje y las ganas de los argentinos. Y todos, en el todas partes, a la espera de los que puedan hacer Messi y Mbappé por sus respectivos equipos. (Sputnik)

Comments are closed.