Mágico encuentro en el Español

Germán Daffunchio compartió escenario con Fernando Ruiz Díaz

 

(S.G) Comodoro Rivadavia tuvo el sábado una noche mágica porque, al emocionante show de Las Pelotas en el Predio Ferial, se le sumaba la presentación de Fernando Ruiz Díaz en el Teatro Español. Lo que nadie podía suponer es que iba a producirse una cruza de ambos espectáculo con el hermoso e inesperado  encuentro entre el ex Catupecu Machu y Germán Daffunchio.

Apenas había comenzado la presentación ultraintimista de Fernando Ruiz Díaz, con marco y escenografía inexistente u oscura, solo alterado ese tono con su guitarra y  potente voz, cuando desde el público se alertó sobre la presencia de Daffunchio y varios músicos de Las Pelotas en el primer palco, el pegado al escenario.

 

“Me quiero morir. Las Pelotas vinieron a verme. Nunca soñé esto y menos que se produzca en  esta ciudad”, dijo Fernando Ruiz Díaz, que de inmediato pidió a Daffunchio que se suba al escenario, donde charlaron bastante sobre  las veces que se habían cruzado en escenarios. Luego  cantaron Bombachitas Rosas, Si quisiste ver y Magia veneno.

Todo el Español se sumó a la emoción y al aplauso generado, porque los espectadores que habían ido para ver un show de primera, y en ese mencionado tono  intimista, se encontraron con una enorme sorpresa. Una de esas que quedan en la historia, tanto para quienes fueron testigos directos como para la ciudad en su conjunto y la productora CDM, que el sábado vivió un momento cumbre, tanto en el Predio como en El Español. En ambos escenarios, seguramente estuvo la magia y el recuerdo permanente, para el gran Fabián Arienti.

Respecto al show de Fernando Ruiz Díaz hay que decir que el artista se preocupó e insistió para que la gente abandone el celular y las fotos tanto que,  más allá de la advertencia inicial,  en dos ocasiones  paró el show para reiterar su pedido.

En varios momentos, como si este show fuera parte de un necesario duelo público, tanto por el fin de la pandemia como por las obvias razones y dolores personales, Fernando recordó a su hermano Gabriel, tanto al contar como compusieron algunas canciones, como en sus lágrimas que lo pusieron al borde del escenario y con imaginarios abrazos de un público,  que también sufrió esa pérdida.

Una noche memorable, para Fernando Ruiz Díaz, sus seguidores y para los espectadores que, además de gozar con temas de Catupecu y Vanthra, de golpe se encontraron con una reunión cumbre y en casa.

Foto: Sulky @danistrubia

Comments are closed.

Escribinos 💬
Escribinos
Hola! Envianos tu mensaje, en LaPostaComodorense queremos leerte
Powered by